Pay de calabaza

Receta del libro the Humming Bird Bakery Cookbook

Las tardes comenzaron a acortarse y las bajas temperaturas han ido haciendo su aparición, ya se antoja hornear algo rico y quedarse en casa. Creo que cada época del año es bonita, el otoño por ejemplo nos invita a ir con calma, a disfrutar las tardes y la buena compañía y a prender el horno para hornear algún antojo que nos consienta.

Esta receta la preparo cada año para darle la bienvenida a los días fríos y a la temporada otoñal, creo que es una receta muy representativa de esta temporada y que además va muy bien con una taza humeante de café o hasta un buen chocolate caliente.

Para hacerla necesitas puré de calabaza que ya en otra entrada te conté como preparar, quiero decirte que si tu eres de los escépticos de la calabaza, tienes que darle una oportunidad, en serio este pay es muy muy rico, solo necesitas abrir tu mente y probar. Por ejemplo, cada año a mi esposo no le hace mucha gracia, pero te cuento que este año solito vino a robarse una rebanada de pay (buena señal) porque cada año tengo que decirle que lo pruebe y cada año dice inevitablemente que no le llama la atención, yo creo que después de ver que todos los que lo prueban quedan encantados y de ver que este año no le insistí, solito fue y se sirvió su rebanada y ¡sorpresa! le gustó tanto, que se sirvió otra y le tuve que preparar otro café ; )

Yo utilicé además una mezcla especies que alguna vez compré y que me parece fenomenal, tiene clavo, jengibre, regaliz mmmmm esta muy ad´hoc para esta receta, pero puedes usar solo canela y nuez moscada y esta bien.

Te recomiendo que hagas esta receta un día antes, pues he comprobado que el pay está mucho más rico al día siguiente, entonces, ¿me acompañas a prepararlo?

Ingredientes

Para la costra:

260 gr de harina

1/2 cucharadita de sal

110 gr de mantequilla sin sal

Para el pay:

1 huevo

425 gr de puré de calabaza

235 ml de leche evaporada

220 gr de azúcar

1/2 cucharadita de sal

1/4 de cucharadita de clavo molido

3/4 de cucharadita de canela molida

1/4 de cucharadita de jengibre molido

*Yo puse poco más de una cucharadita de mi mezcla de especies (en lugar de los 3 ingredientes anteriores)

1 cucharada de harina (yo usé fécula de maíz)

Para decorar:

100 gr de queso crema untable a temperatura ambiente

30 gr de mantequilla a temperatura ambiente

100 ml de leche condensada (o poco más según el gusto)

Procedimiento

Para la costra, coloca tu mantequilla en un tazón y con ayuda de un tenedor trata de dehacerla como si la aplastaras.

Luego añade harina y sal e integra todo con las manos (también puedes usar la batidora a velocidad baja)

Integra bien, hasta que tengas una masa homogénea.

Haz una bola , guarda en papel film y refrigera una hora.

Precalienta tu horno 170°C

Mientras tanto coloca los ingredientes en orden en tu licuadora (yo utilice mi vitamix poderosa) 

Y procesa hasta tener una mezcla homogénea.

Vierte sobre la costra:

Hornea por 45 minutos o hasta que al intriducir un palillo en el centro, salga limpio.

Deja enfriar, de preferencia toda la noche.

Mientras tanto prepara la crema: coloca en un tazón el queso y la mantequilla y bate a velocidad alta con ayuda de tu batidora. Después añade la leche condensada y cuando tengas una crema esponjosa, refrigera.

Para decorar, yo usé la duya 2D de wiltón y un poco de canela molida.

¡Disfruta!

Un beso,

CRYS

 

Me encanta leer a quien está del otro lado, si te gustó la entrada o tienes alguna inquietud déjame un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s