Avena reposada super chocolatosa

Un desayuno sencillo y delicioso que preparas en minutos la noche anterior
¡tienes que probarlo!

Receta de Crystal Sánchez

Uno de los alimentos que más me gusta es la avena, yo la utilizo para un sin fin de preparaciones tanto dulces como saladas. Es mi favorita cuando preparo tortitas de carne y me encanta utilizarla en bebidas, repostería y más; si pones en el buscador del blog la palabra avena te darás cuenta de que hablo, tengo muchas, muchas recetas que llevan avena entre sus ingredientes. Y es que me parece un alimento muy completo, económico, versátil y fácil de usar, en casa siempre la tengo a la mano ya sea que se la ponga al smoothie o la utilice para hacer muffins, una variante de muffins zanahoria, alguna tarta, panqué o esta receta deliciosa que te va a ayudar a solucionar tu desayuno (o snack) y que se hace de volada.

Muchas veces tenemos la idea que la avena es aburrida o que solo se toma con leche y la verdad es que cuando de avena se habla, el límite es tu imaginación, así que te invito que la eches a volar y abras tu mente a las infinitas posibilidades que te ofrece.

Esta vez yo quise incorporar a mi tazón de avena unos de mis sabores favoritos del mundo mundial: el chocolate y prepararme un postre mañanero que no solo fuera delicioso sino nutritivo, sin azúcar, ligero y riquísimo, este segura que en cuanto prepares esta receta tu también vas a quedar prendado de su inigualable sabor, y com siempre te digo: puedes tunearla según tu gusto, ya sabes que lo mejor de la cocina es cuando dejas que tu voz interior sea tu guía.

Yo quise un tazón contundente y muy chocolatero que fuera excelente para empezar el día, porque ¡que rico es empezar el día con chocolate!, entonces si va a ser tu desayuno decidí hacerlo equilibrado, delicioso y nutritivo, por eso lleva proteína vegetal y animal (si utilizas leche y yogur griego), fruta, cereal y un punch de energía que le va a dar el cacao, ¡sabes que es lo mejor? que lo vas a poder preparar en minutos, así es, leíste bien, dos minutos y si está receta te atrae, esta otra te va a encantar pues es nada menos que avena red velvet, saludable y deliciosa ¡no te quedes sin leer!.

¿Que es lo fantástico de esta receta? que es perfecta para preparar el desayuno la noche anterior, la avena reposada (overnight oats) es una alternativa perfecta para las mañanas apuradas o para todas esas veces en que sabes que necesitas desayunar rápido o improvisar algo que además es muy portable, yo preparo dos o tres tantos para tenerlos listos en el refri ya sea como snack post entramiento o como desayuno rápido. ¿Me acompañas?

Ingredientes

(3 porciones)

1 taza de leche (o lechada vegetal si lo deseas)

2 cucharadas de mantequilla de cacahuate o almendras (la que prefieras)

1 cucharadita de vainilla

1 cucharadita de canela en polvo

1.5 cucharada de cacao en polvo (o más si lo deseas)

1 cucharada de miel de maple natural (o el endulzante que prefieras)

opcional: (1/3 de taza de yogur griego) *el yogur hace tu avena más cremosa

3 cucharadas de chia

1/3 de taza de avena integral en hojuelas

40 gr de nuez en trozos

Opcional: 3 cucharadas de nibs de cacao

Al día siguiente: 1/2 plátano en rebanadas, frambuesas y 3 fresas

Procedimiento:

Si puedes remojar la avena en agua purificada al menos un par de horas antes está genial 😀 eso ayuda a eliminar impurezas y hacerla más digerible, si lo haces escurre y elimina el agua que usaste. Si no la haces pasa al siguiente paso.

Calienta un tercio de la leche hasta que hierva, este paso es para ayudar a que el cacao se disuelva mejor, disuelve el cacao y la canela hasta que no haya grumos.

Coloca la leche restante, el cacao disuelto, la mantequilla de almendra (o cacahuate) la vainilla, la miel y el yogur (en caso de usarlo) en un tazón e integra con ayuda de un batidor de globo; si lo deseas puedes usar la licuadora.

Después agrega la chia, la avena, la nuez y los nibs y revuelve otra vez.

Guarda en un recipiente hermético y refrigera, si lo deseas puedes ponerlo en dos recipientes para que al siguiente día tengas tus porciones listas y no tengas que servirte.

Al día siguiente, saca del refri, revuelve un poco y pon la fruta.

¡Disfruta!

Un beso,

Crys

Autor: CRYSCOCINA

Me encanta cocinar, disfruto mucho el tiempo que paso en la cocina, me gustan las recetas sencillas, la cocina es mi fuga a otro mundo en el que puedo crear lo que yo quiera.

Me encanta leer a quien está del otro lado, si te gustó la entrada o tienes alguna inquietud déjame un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s